Nuestra almazara cuenta con 4 líneas de limpieza en la zona de patio y 5 líneas de molturación independientes en la zona de molino, con una capacidad de molturación de 550.000kg/día

Todo el proceso productivo se encuentra automatizado, aprovechando las últimas innovaciones tecnológicas del sector, lo que nos proporciona un control exhaustivo y contínuo sobre la calidad de nuestro aceite.

  

Conscientes de la importancia que tiene la calidad de la aceituna en la obtención del mejor aceite de oliva virgen extra procedemos bajo un riguroso control de recepción, deparando las aceitunas según su calidad para molturarse finalmente en líneas independientes.

Otro factor determinante en la obtención de un buen aceite es la temperatura aplicada en la elaboración del mismo, en nuestro caso siempre aplicamos extracción en frío al aceite de oliva virgen extra, lo que le garantiza las mejores propiedades organolépticas.

Disponemos de un laboratorio en el que nuestros técnicos desarrollan pruebas de rendimiento a las aceitunas con un equipo de análisis NIR y poseen todo el equipamiento necesario para desarrollar las pruebas de acidez. Estas analíticas son contrastadas con laboratorios externos acreditados por ENAC.

 

En nuestro afán de diferenciación, estamos ampliando nuestras instalaciones para ofrecer un nuevo servicio de molturación a maquila a través de la instalación de una almazara para el autoconsumo, que constituirá una nueva línea de producción con una capacidad de 90000kg/h. Con esta nueva línea ofrecemos la oportunidad a nuestros clientes de obtener su propio aceite de oliva virgen extra, obtenido solamente a partir de la aceituna que ellos aporten; siempre bajo la supervisión de nuestro maestro para poder ofrecer asesoramiento sobre los parámetros operativos, de cara a obtener la máxima calidad.

<< Volver al inicio