Dependerá del tipo de aceite utilizado. Los aceites de oliva pueden reutilizarse un número mayor de veces que los de semillas (vegetales), por su resistencia a la termoxidación. Las condiciones de la fritura y el alimento a freír también inciden en el número de reutilizaciones. El número de reutilizaciones será mayor friendo patatas, sin que queden restos que friendo rebozados o empanados. Existe una norma de alteración de los aceites en fritura, que mide el porcentaje de compuestos polares formados durante el proceso. El aceite para reutilizar debe tener estos componentes por debajo del límite marcado.

El aceite de orujo se origina del subproducto obtenido tras la elaboración del aceite de oliva, esto es, de la pasta de aceituna desengrasada a la que le elimina aún algo de aceite y que tras su secado se le obtiene con disolventes de tipo orgánico. Posteriormente este aceite se somete a la refinación y se mezcla con aceite de oliva virgen para obtener el que aparece al consumidor: el aceite de orujo de oliva.

Un aceite caducado no debe consumirse, pues lo más probable es que tenga sus parámetros de calidad alterados, pudiendo aparecer síntomas de rancidez.

Hoy en día, prácticamente ha desaparecido el aceite obtenido por presión, ya que el sistema generalizado es la centrifugación de masas. Es un error creer que el aceite mas turbio y espeso es el mejor, no tiene nada que ver el aspecto con la calidad del aceite. Hoy el mejor aceite sería el virgen extra, en cuya extracción no se calienta la masa por encima de 27ºC.