¿Es cierto que el aceite de orujo se hace con residuo?

El aceite de orujo se origina del subproducto obtenido tras la elaboración del aceite de oliva, esto es, de la pasta de aceituna desengrasada a la que le elimina aún algo de aceite y que tras su secado se le obtiene con disolventes de tipo orgánico. Posteriormente este aceite se somete a la refinación y se mezcla con aceite de oliva virgen para obtener el que aparece al consumidor: el aceite de orujo de oliva.